Convento de San Francisco

Convento de San Francisco
FOTO - - Convento de San Francisco.
La orden llega a Tordesillas en 1603 por deseo de Felipe III, en principio se instalaron en las Casas de los Alderete durante nueve años, hasta que en 1612 pasaron a las actuales dependencias. Este edificio fue construido para la Orden de Franciscanos pertenecientes a la Reforma de San Pedro de Alcántara, patrocinados por Felipe III, encargándose de la subvención del mismo, el Ayuntamiento de la localidad.

En el siglo XVIII se trasladó a este edificio la Venerable Orden Tercera, apareciendo ya en este lugar en 1746.

La iglesia es de ladrillo y piedra de sillería en la portada, el resto de tapial y ladrillo. Tiene una sola nave, con crucero alineado en planta. Se cubría con bóveda de cañón con lunetos en la nave, y cúpula sobre pechinas en el crucero. La capilla mayor era de planta rectangular y se cubría con bóveda de cañón. Tenía coro alto a los pies y la sacristía se sitúa junto a la cabecera, en el costado de la Epístola.

Al exterior, presenta la portada a los pies. Es de piedra de sillería, y se abre en arco de medio punto, con grandes dovelas. Sobre ella, el segundo cuerpo era de ladrillo, abriéndose en el centro un óculo. Se remataba con espadaña de un sólo cuerpo, coronada por frontón curvo y flanqueada por dos pirámides.

Con la Invasión Francesa, el edificio sufrió enormemente, arruinándose en su mayoría. A finales del siglo XIX es restaurado, momento en el que se pintaron la bóvedas, como indicaba una inscripción que se situaba en las mismas. Pero a lo largo del siglo XX su abandono contribuye de nuevo a su deterioro y ruina.

En la actualidad se ha rehabilitando lo poco que quedaba de él, la iglesia, para convertirlo en el “Museo del Farol”, relacionado con aspectos tradicionales y festivos de Tordesillas.

Las obras de arte que se albergaban en su interior se encuentran hoy en la iglesia museo de San Antolín.