Saltar para conteúdo

01 Introducción - Audioguías del Museo del Tratado

01 Introducción
Transcripción

Cuando en 1492 Cristobal Colón  descubrió en ultramar unas nuevas tierras, nadie podía presagiar que la villa de Tordesillas, ubicada en el interior de Castilla, sería  el lugar elegido  para tratar asuntos oceánicos, y que pasaría a ser  conocida como el lugar de encuentro para las  negociaciones entre las dos grandes potencias marítimas de aquel momento – Castilla y Portugal-

 

En marzo de 1494 comienzan las negociaciones entre los embajadores plenipotenciarios de cada corona. Tras meses de negociaciones, el 7 de junio llegarán a un definitivo acuerdo que ha pasado a la historia como EL TRATADO DE TORDESILLAS y que ha hecho que el nombre de la villa pase a formar parte de los libros de  historia de todo el mundo.

 

El lugar elegido para albergar a las embajadas castellana y portuguesa será el actual edificio conocido como las Casas del Tratado.

 

Estas casas son dos palacios unidos. El más antiguo, donde se encuentra el museo del Tratado, data del siglo XV, la otra casa se construye en el siglo XVII, y se anexionan formando un solo edificio.

 

El edificio resultó gravemente destruido por un incendio en el año 1980, pero con motivo de los quinientos años de la Firma del Tratado de Tordesillas, fue reconstruido y abierto al público en el año 1994, llevándose a cabo los actos conmemorativos del V Centenario.  En el año 1996, y para su protección, como parte del patrimonio español, fue declarado Bien de Interés Cultural.

 

En la actualidad, sus salas se destinan a fines culturales y turísticos. El edificio alberga entre otros, la biblioteca pública municipal, un teatro o salón de actos con capacidad para 250 personas,  salas de exposiciones, aulas…etc.

 

La oficina de turismo y el museo del Tratado se encuentran en la casa más antigua,  y aquí es donde  se llevaron a cabo las negociaciones del Tratado de Tordesillas entre Castilla y Portugal.

Este palacio perteneció a Alonso Gonzalez de Tordesillas, repostero de camas de los Reyes Católicos. Sobre la puerta de entrada se encuentran tres escudos, los dos de abajo pertenecen a los dueños de la casa, Alonso González de Tordesillas y a su esposa Leonor de Ulloa, y el que está sobre ellos,  es el escudo  de los Reyes Católicos.

 

El museo del Tratado de Tordesillas se encuentra en el interior.