Situada al lado opuesto de la ermita de San Vicente, pero también en la margen derecha del río Duero, y sobre una elevación del terreno.

Fue sede de la antigua Cofradía de Eclesiásticos.

Actualmente es de propiedad particular.