Riberas de Castronuño - Vega del Duero
Imagen Riberas de Castronuño - Vega del Duero

Las Riberas de Castronuño son un Espacio Natural con una superficie aproximada de 8.421 Ha. cuyo territorio engloba el tramo del río Duero que comprende los términos municipales de Tordesillas, Torrecilla de la Abadesa, Pollos y Castronuño.

Se trata de uno de los espacios más singulares de la provincia de Valladolid ya que contiene hasta un total de 260 especies. Esta integrado en la Red de Espacios Naturales(REN) de Castilla y León, y es considerado a nivel europeo como Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA).

El apresamiento de las aguas del río Duero a su paso por el término municipal de Castronuño, con la construcción del embalse de San José en la década de los cuarenta, fue lo que originó la formación de esta reserva que constituye un ecosistema con singulares elementos bióticos y paisajísticos.

Se caracteriza por el bosque de galería que enmarca el río, configurado por álamos, chopos, sauces y fresnos, entre encinares y zonas de cultivo, con importantes manchas de carrizal. Posee una gran riqueza faunística, principalmente ornítica, siendo además un lugar clave en los procesos migratorios de algunas especies, en particular de aves acuáticas, actuando como zona de paso e invernada para estas aves.

La presencia de varias especies nidificantes de aves amenazadas, como es el caso de la garza imperial (Ardea purpurea), el aguilucho lagunero (Circus aeroginosus) y el martinete (Nycticorax nycticorax), incrementa aún más el valor que encierra este paraje.

Casa de la Reserva Natural Riberas de Castronuño - Vega del Duero

  • C/ La Iglesia, s/n 47250 CASTRONUÑO (Valladolid)
  • Tel.: 983 866 107 / 620 135 130

La Reserva Natural Riberas de Castronuño cuenta con un espacio para la recepción e información de los visitantes: la "Casa de la Reserva". En ella podremos obtener todo tipo de información sobre la reserva natural y conocer las múltiples especies de animales y vegetales existentes. Además dispone de un observatorio, donde gracias a una cámara situada en el carrizal podemos contemplar las aves sin que nuestra presencia nos delate.

 

Ruta de los Almendros

Parte desde la ubicación de la Casa de la Reserva, discurriendo a través de una gran parte de los ecosistemas y paisajes presentes en nuestro espacio, los cuales se encuentran concentrados aquí en una extensión muy reducida, y por tanto fácil de recorrer en un periodo de tiempo razonable.

Desde el mirador de la Muela, primer hito en el que el paseante puede contemplar desde lejos la zona de cría del carrizal, cruzaremos siguiendo el "Camino del Teso Sombrero", bodegas, laderas de tomillo y los primeros almendros, en un rápido descenso hacia la antigua "Senda de los Pescadores", que discurre ya junto a la orilla del Duero.

Entraremos en ella tras salvar una pequeña vaguada en la que aún perviven sauces de porte impresionante y álamos testigos de épocas en las que desembarcaban las gentes aquí con su pesca. "La Senda de los Pescadores" será como un túnel entre zarzas, higueras, olmos, álamos, alisos, y otras especies de ribera, y nos llevará por la fresca con el río a un lado y las laderas al otro, hasta una segunda vaguada, esta de mayor tamaño, a la que salimos contemplando de nuevo el paisaje de la zona de cría de ardeidas del carrizal, esta vez a su mismo nivel. Este es el paraje conocido con el nombre de "el Puerto".

Una pasarela nos conducirá a través de este arroyo hasta la otra orilla, en este tramo tendremos la oportunidad de asomarnos a un observatorio de avifauna con paneles interpretativos. Ya en la carretera seguiremos una recta encajada entre ésta y la orilla del embalse.

Después la cruzamos para tomar el camino que discurre a orillas del arroyo Mucientes. Las alamedas de este tramo son un magnífico ejemplo de bosque de galería, con un sotobosque de arbustos espinosos. Este tramo es además un refresco en los días calurosos y permite la ubicación de una zona de descanso.

En este punto comienza la subida por las laderas de secano en las que el paisaje y la vegetación cambian de forma radical, ahora encontramos tomillos, encinas y almendros. Al coronar, no sin esfuerzo, estas laderas, se abre ante nosotros otra panorámica de la presa de San José, el valle del arroyo Mucientes y los cereales al oeste. Hay un pinar cercano, al atravesarlo, salimos a un morro sobre el embalse contemplando entonces una espectacular panorámica de toda la Reserva y alrededores.

Para terminar, saldremos del pinar por el mismo sendero, para retomar el camino principal, y comenzar la bajada hacia el Puerto atravesando entre secanos y grupos de almendros centenarios. Desde allí subiremos hacia Castronuño por la misma senda que nos trajo, después de un paseo que en total puede llevarnos más de dos horas.

Características de la ruta:

  • Tipo de recorrido: circular
  • Punto de partida: alto de “la Muela”
  • Punto de llegada: alto de “la Muela”
  • Longitud: 3,4 Km.
  • Duración: 2 horas
  • Desnivel: 50m
  • Tipo de camino: camino y senda
  • Uso recomendado: peatonal
  • Dificultad: media-baja
  • Época recomendada: todo el año