Edificada en piedra de sillería a finales del siglo XVI y de estilo gótico.

Consta de tres naves separadas por pilares de planta romboidal. La nave principal se cubre con bóveda de crucería estrellada y las naves laterales con bóvedas de cañón con lunetos. Tiene dos portadas, abiertas a ambos lados del edificio. A los pies, se encuentra la torre, con cuerpo inferior de piedra apoyado en un contrafuerte que se perfora para servir de pasadizo. Los dos cuerpos superiores son de ladrillo rematados con chapiteles de pizarra.

En su interior, la capilla mayor es de planta rectangular y retablo de estilo barroco, con cuatro columnas salomónicas y remate en formas semicirculares. En él aparece la imagen de San Pedro. Adosada a esta capilla, se encuentra por en el lado de la Epístola, la Capilla de los Gaitán, con estatuas orantes y cubierta por cúpula sobre pechinas. En los pies de la iglesia, se encuentra el baptisterio, y un coro bajo, sobre el que se sitúa la tribuna para el órgano. Y en el lado del Evangelio imágenes procesionales y sacristía.