Saltar al contenido

Estepa cerealista - Tordesillas Natural

Estepa cerealista
Imagen Estepa cerealista

El paisaje típico de la estepa cerealista se halla dominado por los cultivos de secano como cebadatrigoavenagirasol... que son los más comunes en esta zona. A este tipo de vegetación hay que sumarle la que sale espontáneamente junto a linderas, cunetas y barbechos, donde las flores amarillas de las mostazas alternan con las rojas amapolas.

La abundancia de semillas, tanto silvestres como de cultivos hacen que numerosos grupos de vertebrados dispongan de un gran almacén de alimento. 

Viven en este hábitat pequeños mamíferos, sobre todo roedores como ratones, musarañas o topillo campesino, cuya población se dispara de forma cíclica, provocando auténticas plagas que provocan graves daños en las explotaciones agrícolas. Aunque sin duda el mamífero más representativo de las estepas castellanas es la liebre ibérica, adaptando su ciclo biológico a las labores agrícolas propias de estos cultivos. En el siguiente escalón de la cadena trófica nos encontramos a predadores como el zorro.

La reina sin duda de la estepa cerealista es la avutarda, el ave voladora más pesada del mundo. Esta especie se ha adaptado a la perfección a los campos cerealistas en los que se alimenta y reproduce. Son gregarias, por lo que normalmente las vamos a encontrar formando bandos más o menos numerosos. También son típicas de estas zonas las perdices codornices, que alegran los campos con sus peculiares cantos. Y conviviendo con nosotros nos encontramos golondrinas, vencejos, palomas, y la cigüeña.

 

Ganadería

La ganadería tiene una menor importancia frente a la agricultura, pero tampoco sería despreciable su potencial. Aunque el ganado ovino es el que más predomina, tiene gran importancia el porcinoaviar vacuno, existiendo de este último explotaciones extensivas de ganado bravo. Junto a estas explotaciones, surgen otras novedosas como la cría y manejo de avestruces.